sábado, 8 de septiembre de 2012

Zara:Nueva Decoración, otro Concepto / Zara: The New Decoration

Esta tarde he estado en Zara y he visto la nueva decoración de la tienda que ha estado de obras todo el período de rebajas.



Me ha sorprendido gratamente el cambio de imagen que le han dado y supongo que esto tienen mucho que ver con la imagen internacional que la marca quiere dar. Ya sabemos que el grupo Inditex no se promociona a través de publicidad sino que es su propia "esencia" la que crea su imagen y en ese respecto hay que decir que la cuidan muchísimo, siendo la cadena que más veces reforma sus tiendas.



El nuevo aspecto de Zara es mucho más minimalista y ya la primera impresión es de calidad y lujo, sobriedad y buen gusto. Ya sabemos que los artículos de Inditex, en general, son de alto consumo pero está claro que quieren darle un toque extra de distinción respecto a otras marcas low cost.

La tienda está inundada de una combinación de luz, directa e indirecta, sobre la ropa que permite destacar las prendas siendo agradable al ojo, no deslumbra ni cansa la vista. Los tonos predominantes son el blanco de base sobre el que se mueven sutilmente pinceladas de grises suaves y elegantes.



Los espacios se han dividido en forma de cuadrados simulando pequeñas boutiques donde cada una de ellas encierra una colección diferente, lo que le da sentido a la ropa. Conforme paseas por los pasillos centrales puedes ir accediendo a cada apartado para sumergirte en un ambiente u otro.Toda la ropa está colgada a la altura de los ojos, dándole mayor protagonismo. Muy poca ropa doblada, la mínima necesaria. A la entrada una primera visión de las piezas más lujosas representativas de las últimas tendencias a modo de exposición cápsula como en el Museo del Traje, todo muy chic para darle gran importancia a cada una de ellas. Te da la primera pista de lo que después irás desgranando.

En esta nueva versión de Zara han optado por utilizar más el almacén y menos las perchas, de manera que los percheros ya no están masificados. De esta forma el establecimiento adquiere un marcado aspecto de "showroom", un concepto mucho más actual donde cada prenda es protagonista y esto es muy inteligente, ya que a pesar de ser low cost la ropa no está amontonada y eso la hace parecer muchísimo más "exclusiva", justifica su precio.

Los complementos agrupados y estructurados junto a la caja, en su propia zona reservada con un toque especial lujoso donde cada uno de ellos parece un caramelo delicioso.

Líneas depuradas para las estructuras, perfectamente cuadradas y alineadas, nada de estanterías tipo altillo para aprovechar los espacios altos (una tienda de lujo no lo necesitaría, verdad?), maniquíes alineados de forma limpia e incluso marcial diría yo, muy al estilo de formación militar (famosas por su exactitud y belleza en su forma de desfilar), separaciones de limpio cristal entre zonas.

Respecto al ambiente, como es habitual en Zara, relajado y sin presiones aunque más agradable si cabe, supongo que llevado por el efecto psicológico de entrar en un sitio más exclusivo que te lleva a no revolverlo todo como si fuese un mercadillo sino a sentirte como una auténtica aristócrata. Me ha parecido mucho más europeo, y sinceramente, lo primero que se me ha venido a la mente es "Hugo Boss" y no sé por qué, ya que nunca he entrado en una tienda de Boss. ¿Es eso lo que persiguen, una relación mental involuntaria con las marcas de lujo? Las grandes casas no sólo no están sufriendo la crisis sino que venden más que nunca así que puede ser que sí. Conmigo desde luego lo han conseguido y me he dado cuenta enseguida: una sonrisa se me dibujaba mientras pensaba en tan despabilada argucia del departamento zarero de marketing (o el que sea). Es más: a la salida una chica que venía de frente ha comenzado a hacer aspavientos y a taparse la boca emocionadísima. Sí, sí guapa, esto es Zara, no te has equivocado. Segunda evidencia: con ella también lo han conseguido. Allí la dejamos echándose fotos.

Ya no hay ropa enredada y es difícil ver algo por los suelos, puedes pararte a valorar aquello que te gusta, observarlo en su entorno de colección, comparando tonos, texturas y cortes. En definitiva, una nueva experiencia de compra que persigue envolver a la persona para que el shopping sea un momento placentero y relajado donde aquello que descuelgues de la percha sea algo visto por el cliente como una joya.

Está claro que Zara se ha propuesto elevar su imagen y no es para menos, el éxito de sus colecciones fuera de nuestras fronteras y que el Sr. Ortega se encuentre entre los hombres más ricos del mundo según Forbes requiere un negocio a la altura de las circunstancias. En estos tiempos en los que llevarse el cliente al agua es fundamental debido a la mucha oferta y la poca demanda, una gran estrategia de Zara: "mi ropa es low cost como pueden ser otras, pero por el mismo precio disfrutarás de un ambiente exclusivo y elegante".

¿Qué os parece?¿Simple renovación de mobiliario o estrategia de Marketing?¿ Os gustan los espacios elegantes y exclusivos o preferís algo más campechano? ¿Creéis que un entorno cuidado eleva el valor del producto u os da igual?

1 comentario:

  1. Renovarse o morir, no creo en concreto q sea el problema de zara pero le garantiza continuar en la cresta. Es una clara estrategia de marketing, cada detalle está súper estudiado.

    ResponderEliminar

Publicidad